Tortillas Rellenas

Cantidad para 6 adultos. Preparación Cocción

Ingredientes

  • 5 Huevos (60 gr/huevo)
  • 150 ml de leche
  • 45 gr. de harina o maicena (3 cucharadas rasas)
  • 100 gr. de harina preparada para croquetas & bechamel Santa Rita
  • 1 litro de leche
  • 80 gr. de mantequilla
  • cucharadita de nuez moscada
  • 3 latas de atún de 65 gr.
  • 350 gr de tomate frito
  • 200 gr. de queso rallado emmental
  • sal
  • En primer lugar se prepara la bechamel de atún. Para ello se pone en un cazo la mantequilla y cuando se halla derretido se incorpora la harina Santa Rita y se dora (para evitar que la harina sepa a crudo). Se agrega la leche poco a poco, removiendo sin cesar con unas varillas y llevándola al punto de ebullición, con el fin de obtener una crema fina y sin grumos de bastante consistencia. Hay que tener en cuenta que cuando enfría espesa. Una vez que la bechamel está lista se incorpora el atún escurrido, se añade la nuez moscada rallada y se rectifica el punto de sal. Se lleva de nuevo al punto de ebullición y se retira del fuego. Se deja enfriar mientras se preparan las tortillas.
  • Para la preparación de las tortillas, se baten todos los ingredientes y se calienta una sartén antiadherente de 15 cm. aproximadamente con un poco aceite para evitar que las tortillas se peguen. Hay que obtener 12 tortillas tipo crepe.
  • Una vez listas las tortillas se reparte la crema bechamel de atún sobre ellas y se enrollan sobre sí mismas con el relleno en el interior, en forma de cilindro. Se colocan sobre una fuente apta para el horno y se cubren con el tomate. Por último se espolvorea el queso emmental para gratinarlas en el horno previamente calentado a 200 ºC durante 10 minutos o hasta que el queso esté dorado.
  • Emplatado: Sirve inmediatamente las tortillas rellenas de atún después de haberlas gratinado, acompañadas de las salsa de tomate. Resultan exquisitas y un alimento muy completo. Seguro que les gustan a todos, tanto a niños como a mayores.

Algunos consejos:

  • Suelo utilizar atún en aceite de oliva virgen que escurro el aceite pues creo que aporta un sabor especial.
  • Es preferible que el tomate sea tomate frito casero y si no dispones de él, utilizar tomate preparado pero que sea lo más natural posible. En este caso, te aconsejo “mejorarlo” friéndolo previamente en un par de cucharadas de aceite durante 15 minutos y añadiendo los últimos 5 minutos una cucharadita de azúcar moreno y rectificando el punto de sal.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *