Bacalao fresco con pisto de calabacín

Cantidad para 6 adultos. Preparación Cocción

Ingredientes

  • 1'5 Kg de bacalao fresco en filetes
  • 200 gr de cebollas (2 cebollas medianas)
  • 500 gr de calabacín (2 calabacines medianos)
  • 200 gr de salsa de tomate
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta blanca

Tal y como os comenté en este post, el pescado es buenísimo para el corazón y también para el cerebro y por ello iré incorporando cada vez más recetas fáciles y rápidas, cuyo ingrediente principal sea el pescado. ¡Ayá voy!:

  • Freir en una carerola o sartén amplia (que tenga tapa) la cebolla cortada con un poco de aceite. Cuando esté doradita añadir el calabacín y rehogar todo junto. En este punto conviene tapar la cacerola que se destapará cuando el calabacín esté tierno, para que el agua se evapore si es necesario. Todo este proceso se hará a fuego medio.
  • Añadir la salsa de tomate y dejarlo al fuego 5 ó 10 minutos, para que el pisto se termine de hacer. Rectificar el punto de sal. Retirar el pisto, dejando el aceite que habrá soltado y reservarlo.
  • Lavar y secar bien los filetes de bacalao. Salpimentarlos.
  • En la misma sartén del pisto y con el aceite que ha quedado del pisto, freir los filetes de bacalao por el lado de la piel, tapándolos con una tapa (de esta forma el vapor que se desprende de la cocción favorecerá que el bacalao quede jugoso). El fuego debe ser medio fuerte (nivel 7 en una vitro por ejemplo). El pescado deberá está hecho en 5 minutos. Y ya ya está todo. Ahora a servirlo rápido para que no se enfríe. Así de fácil.
  • Emplatado: Poner el pisto caliente y sobre él, un filete de bacalao. Se puede añadir un chorritín de aceite de oliva.

Algunos consejos:

  • Éste es un plato fácil, fácil. Tiene la ventaja de poder cocinarse el pisto con antelación. O incluso si se tiene congelado, se puede calentar y punto.
  • Es muy importante que el pescado se cocine a fuego vivo, durante poco tiempo y tapado, para que el vapor que desprende ayude a la cocción y no se quede seco. No debe hacerse demasiado pues si no el pescado queda tipo “suela de zapato” y no hay quien se lo tome.
  • En casa siempre tengo salsa de tomate casera, pero si no es así se puede recurrir a una lata de tomate frito de buena calidad. Las de Mercadona: “Tomate frito casero” no están nada mal.
  • No he probado a hacer el pescado en el micro, pero la próxima vez lo haré, pues seguro que el resultado es muy bueno también. Ya os contaré.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *